Fantascopio

Donde la carne afloja
zumba
el silencio
y el pulso
es una bolsita de cuero negro
allá
que bien podría ser
la nube zaina que
acalla la habitación
resoplando fantasmas

Lo cierto es que el mandatario duerme
y los muertos son un montón

duermen también:
verduleros, policías, maquinistas de subte, perros callejeros y aedes aegyptis

han muerto:
una familia entera que cenaba al calor de un par de velas en 1843
todas las hormigas del siglo XV
Surus, el elefante de Aníbal
todos los faraones de la historia
y mi abuela

Fuera de este reporte formal no existen datos aportados que posibiliten las relaciones conceptuales pertinentes para concluir que estar vivo constituye la pertenencia a un grupo selecto y reducido en el vasto universo espiritual.

por Montevideo

no había más de seis o siete tamborileros caminando al sol detrás de otro escaso grupo de mujeres que bailaban y volvían in...