Artificio

Quise nombrar cosas
con cierta pericia
y me enredé
en el juego
ese
de que uno
y lo otro
habitan distancias

y urge
como el mate a la mañana
los mosquitos en el Delta
las vacas, en general,
que mugen
pero urgen también
santificadas
o panificadas

quise nombrar cosas
con total ingenuidad
con los dedos arrugados
de viejo que muere
o de nene que nada
en la pileta de la colonia
a la que lo llevan los padres
que se preocupan
por si la criatura tiene pediculosis
y celular

Quise llamar a las cosas
con símbolos
y a los símbolos
con cosas
pergeñé un sistema
sencillo
ordenado
una máquina de nombrar
y de coser

y no hubo
caso

por su nombre
las cosas

mueren.

Francisco 2° Tribal

la reja
de la ventana
de la pared
del fondo
del salón
repartía la luz
del sol
entre su frente
y el uniforme escolar
babeado

es nuevo
en el curso mas revoltoso
y no habla
yo no sé si por el síndrome
o porque cada vez que alguno
hace una gracia
todos se enciman en una danza tribal que incluye:
saltos, empujones, y la letra “A” en intervalos más o menos regulares.

Francisco, sin embargo, se mantiene impávido.
Apenas se anima a levantar la vista
a veces

¿queres tocar?
le acerco el xilofon

la tribu expectante
ya con plumas
lanzas, fogata y bestia para almorzar
hace silencio

Francisco asiente

el instrumento
devenido en enigma extraterrestre
estaba en manos de un explorador

madera
clavo
nota
casi nota
nota
melodía


levanta la cabeza
sonríe
vuelve a tocar

me abraza

la tribu escupe sus vocales al cielo

formas raras
de viajar
tiene el sol.




Propiedad privada

Y hablamos del mundo como embajadores
porque uno arriba
y enseguida
el trajecito
las mediciones de distancia
la captura del recuerdo imborrable


No, de verdad.


Suponemos todo
lo sentamos a Atlas
y damos por sentado al mundo


Flotamos
en un fangal
que nos convoca al centro
que nos empuja
a la sustancia.


Pero conocemos:


- Si uno golpea con un martillo un clavo, fuertemente, puede golpearse también el dedo, y eso dolerá.


- El amor conlleva implícitamente una forma del dolor que encaramos sin control, y hacemos chistes de eso cuando ya no duele.


- Como todo lo que crece, buscamos la luz del sol, pero como somos sujetos simbólicos y entes creativos, la rebautizamos y la convertimos en otra cosa.


- Vivimos tal y como queremos.


- Nada no existe


- Si el sueldo aumenta menos que todas las cosas que necesitamos para vivir, mientras ricos y pobres se vuelven expresiones exponenciales de su propia condición, sabremos que en invierno tendremos frío, que elaboraremos estrategias para cocinar, que el cinismo existe, y que la sumisión también.

De a uno

y que vengan de a uno
que se repartan ese montoncito de tierra

reyes, diplomáticos, payasos y poetas

lugar para crustáceos
hay
piel al ojo
al ojo también
pelos, lana, objetos varios

apilense como puedan
que hay lugar
periodistas, plomeros, magos

de la tierra para arriba lo que quieras

lugar para invertebrados
claro! un montón
pero sobre todo entre los ojos

como perlas
llueve el encanto de la consciencia

toca las nubes un pato
y caen
curas, abogados, cajeros de supermercados

escalan músicos
videntes
con la lengua
chupando

amantes, perros, duraznos en almíbar, pescados, carteles publicitarios, ascensores, pianos de cola, rosarios, botones, colectivos... si es una feria!

y
es música
la torre
que baila
uno
alrededor
cuando ya
no se distingue

un carajo.

quema

no entra
en la pantalla
que enmarca
la cara absorta

mucho aire 

hay un poco de espacio
 entre el reloj
y la frente
un poco más
entre la agenda
y la mascota

 pero dura poco

 el humo de afuera
se come
el tiempo de
afuera

adentro
litio

afuera

un juego de luminarias
que se sorben
y rebotan

si no empuja
si no rompe
si no cruje

 melopea

Abril

iremos
en patines
veloces
eternos


la avenida se abrirá
toda rivadavia
acoyte
plaza once
repleta de guirnaldas
y olor a castañas asadas


todos
cagados de la risa
extasiados
la cara blanca
negra
azul
riendo hasta la tos


se tenderá la ropa en las terrazas
con alegría
y al pasar
nos saludarán


viva!
viva


a trancos
saltaremos un charco
dos
pocitos


y en dicha


aumentaremos

hasta el cuello.

Fantascopio

Donde la carne afloja
zumba
el silencio
y el pulso
es una bolsita de cuero negro
allá
que bien podría ser
la nube zaina que
acalla la habitación
resoplando fantasmas

Lo cierto es que el mandatario duerme
y los muertos son un montón

duermen también:
verduleros, policías, maquinistas de subte, perros callejeros y aedes aegyptis

han muerto:
una familia entera que cenaba al calor de un par de velas en 1843
todas las hormigas del siglo XV
Surus, el elefante de Aníbal
todos los faraones de la historia
y mi abuela

Fuera de este reporte formal no existen datos aportados que posibiliten las relaciones conceptuales pertinentes para concluir que estar vivo constituye la pertenencia a un grupo selecto y reducido en el vasto universo espiritual.

se dirá

el mundo está lleno de palabras se dirá qué fue primero si el ojo es ojo si la flor el mito resulta que todos saben un...