Derribo


De los escombros hablaremos después
un día cualquiera
sentados
frente a la ventana
al amparo de la ingeniería industrial y los bizcochitos de grasa
desentendiéndonos del clima

porque una vez nos llenamos la boca 
de baldío
cagados de amor
y hormigón

nos llueve adentro
pensé

pero no hablemos de techar
ni del perfume a tierra mojada
que hay en este páramo
mío

no hablemos de nada
ahora
ni mañana tampoco

yo te llamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

se dirá

el mundo está lleno de palabras se dirá qué fue primero si el ojo es ojo si la flor el mito resulta que todos saben un...